UN DOBLETE ROJIBLANCO

Chivas es el nuevo campeón del fútbol mexicano, tiene el título de Liga y Copa de este semestre en sus manos y con una gran exhibición en la cancha vencieron a los Tigres doblegándolos por marcador de 2-1 en la Vuelta de la Final del Clausura 2017 marcando así el regreso a la elite del fútbol mexicano con 12 títulos en la era profesional.

A base de 11 mexicanos en la cancha que entregaron durante esta eliminatoria 2 grandes encuentros con una propuesta ofensiva a una de las plantillas más poderosas y de alto precio en la Liga MX como lo son los de UANL nunca bajaron los brazos, recordando su rica historia de grandes triunfos y contando con el apoyo de su enorme afición en cada rincón del país.

Luego de haber perdido una ventaja de 2 goles en el Volcán en los últimos instantes del juego de Ida gracias a una notable actuación del galés André-Pierre Gignac con un doblete, el Rebaño llegaba a su estadio con la consigna de volver a brindar un juego casi perfecto si quería coronarse por doceava ocasión en su historia, aunque el rival en turno no fuera fácil y con un plantel repleto de estrellas, brindaron el partido de sus vidas.

Los goles llegaron por parte de Alan Pulido que en el juego de Ida vacunó a su ex equipo y volvió a repetir la misma dosis después de un centro de Oswaldo Alanís que con parte interna, de manera cautelosa, el 9 rojiblanco mandó el esférico a la cabaña defendida por Nahuel Guzmán para poner el primer tanto del encuentro y así manteniendo el marcador para la primera parte.

El segundo gol corrió por cuenta de José Juan Vázquez, el contención que se estrenó como goleador del Guadalajara en el segundo tiempo luego de un tiro que fue desviado por la zaga de Tigres que poco pudo hacer para detener el balón que entraba dramáticamente a la portería y hacía estallar a la tribuna rojiblanca, el estadio, la Minerva y casi todo el país. Chivas era amo y señor del encuentro controlando el balón adueñándoselo, algo que en Tigres dolió bastante.

Los felinos no bajaron los brazos y consiguieron el del descuento por parte de Ismael Sosa y ponía en un hilo la ventaja de Chivas como en el juego de días atrás; la polémica apareció hasta el minuto 92 cuando el propio argentino logró entrar al área rojiblanca y fue derribado por Jair Pereira en frente del silbante Luis Enrique Santander en una infracción que decidió no sancionar como penalti y que pudo cambiar la historia de la Gran Final.

El equipo de Matías Almeyda consigue el gran objetivo trazado desde inicios de semestre que era darle la más grande de las alegrías a su afición con un título de liga que se le había negado al cuadro rojiblanco desde el Apertura 2006 y que ahora todos los Chivahermanos podrán disfrutar con alegría.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: